Introducción a la Deep Web

La Deep Web representa el 96% de internet, frente al 4% que conocemos y contiene todas las páginas no indexadas, es decir, que no pueden registrarse de forma ordenada para elaborar un índice. Es por esto que los buscadores de lo que se denomina “la superficie” no las muestran.

A la Deep web podemos acceder mediante el navegador “Tor” que asigna proxys para permitir que nos movamos por la red de forma anónima, sin que se pueda rastrear nuestra dirección. Un proxy es una red informática que permite que un dispositivo realice una acción en representación de otro, es decir, que si solicitamos un recurso, lo hacemos a través de otro dispositivo, con lo que no se sabe de dónde procede originalmente la petición.

Es por esto que, al no haber restricciones, en esta parte de internet podemos encontrar un gran mercado negro para drogas o armas de contrabando así como pornografía infantil, asesinos a sueldo, libros sobre sintetización de drogas y un largo etcétera. Por ejemplo, la “Silk Road” era una página “famosa” en la Deep Web por comercializar todo tipo de drogas (hasta que el FBI la cerró hace unos meses). Estas transacciones se realizan mediante bitcoins (sobre los que ya hablamos en entradas anteriores).

drogas

Sin embargo, no toda la información contenida en la Deep web es de esta naturaleza, también podemos encontrar “people finders” es decir, listas de profesionales de todas las disciplinas, todo tipo de directorios incluyendo e-mail y listas de teléfonos,  información legal, patentes, diccionarios, bibliotecas o simplemente archivos multimedia que no se identifiquen de forma clara, lo que hace imposible que sean indexados y los mantiene contenidos en esta parte de internet.

Para adentrarnos en la Deep web lo primero que debemos hacer es descargar el programa antes citado, el “Tor”, ya que las URL (el modo de localizar recursos en internet) de esta parte de internet se caracterizan por tener la extensión “.onion” en vez de “.com”,  la cual queda restringida para otros navegadores como Chrome o Firefox. Tras ello deberemos crear un correo de Tormail con el que identificarnos ya que, si usamos el correo que utilizamos normalmente (Hotmail, gmail, etc) nos pueden rastrear. Por último, debemos entrar en RoundCube (que es la plataforma más rápida y sencilla para este propósito).

Todas estas precauciones deben tomarse por el filtro Echelon, que funciona buscando palabras clave que puedan disparar la alarma. De hecho, se estima que unos tres mil millones de conversaciones son interceptadas a diario.

Así pues, una vez en el Tor, ya sólo debemos escribir “site:onion.to” y la palabra clave para lo que queramos buscar.

Algunas de las páginas más conocidas en la Deep web son “The Hidden Wiki” que nos da acceso a páginas de todo tipo, “Torbook”, una red social anónima, “Black Market Reloaded v3.0”, mercado online como Ebay pero sin ninguna restricción en lo que podemos comprar, “The Abbys” y “Deep Oblivion” dos de los mejores buscadores, “HidenWut”, que contiene temas de filosofía, ocultismo, etc y “CebollaChan” una especie de 4Chan en la Deep Web.

yo entr�� a deep web

Advertisements
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: