Música y Tecnología

Charly García, sobre la música actual
« Hay una falta de idealismo y todo es por el dinero… Ahora son todo máquinas, con dos maquinitas haces un tema… Después se llegó a la música electrónica pero para mí eso no es música. La música consta de armonía, melodía y ritmo, y eso es ritmo nada más, y un ritmo bastante bobo»
Mucho se habla de la música actual y de por qué la música de antaño es mejor, si la tecnología ha influido o no en su perversión es sobre lo que quiero hablar en esta entrada.
La música y su interpretación.
Supondría mucho trabajo y tiempo abarcar la evolución de la música desde sus principios así que situaré el punto de partida en la música moderna y con esto me refiero a géneros musicales ajenos a la música académica.
Es bien sabido que la música en un principio se hacía sin ningún tipo de amplificación, tantos instrumentos cordófonos, aerófonos, etc. El nacimiento de la guitarra eléctrica a manos de Leo Fender supuso una auténtica revolución en la música, no sólo a efectos prácticos sino que también significó la incursión evidente de la tecnología en la música. El sonido sintético que aportaba este nuevo instrumento daba un matiz especial a la hora de acompañar a otros instrumentos como el contrabajo o el piano en el caso del jazz o el blues. En este punto en particular, a mi parecer, fue un acierto monumental el hecho de dar el paso de amplificar instrumentos, y quiero hacer hincapié en esto: amplificar, puesto que la guitarra eléctrica o el bajo eléctrico amplifican el sonido que estos instrumentos en su versión acústica pueden hacer, las notas son las mismas pero amplificadas. Incluso si vamos más allá podemos ver que la tecnología fue avanzando y por poner un ejemplo en el plano del rock, los pedales empezaron a formar parte de este género. El uso que se hace de los pedales es básicamente para dar matices a un sonido, distorsionarlo o darle un eco, entre otras cosas; de hecho hay canciones que se reconocen por el sonido del pedal que se use o géneros o grupos que se distinguen por el pedal.
Esto es un poco desde mi punto de vista la tecnología complementando a la música, arreglando, matizando.
Pasa lo mismo con el sistema de grabación que aunque no va precisamente en ese orden significó una ayuda para la música. En el tema de composición y especialmente en la distribución la posibilidad de grabar fue primordial.
Ahora me gustaría pasar a un punto que me parece crucial para entender el objeto de esta entrada: la composición.
Al principio de la entrada hay una cita de Charly García, un músico argentino, que no nos cuenta nada nuevo en verdad porque el hecho de que la música actual no se puede comparar con la de antaño es innegable.
De lo que quiero partir para tocar el tema de la composición es de la frase: «La música consta de armonía, melodía y ritmo, y eso es ritmo nada más, y un ritmo bastante bobo»
Esta es la concepción tradicional de música, sin estos tres elementos técnicamente no se puede hablar de música.
Cuando compones una canción usualmente coges una guitarra o un piano y creas una melodía (notas) para luego agregar acordes que acompañen esa melodía y por último agregas un ritmo. En el caso de la guitarra lo que se suele hacer a un nivel muy básico es primero componer la canción con los acordes y agregar la melodía con la voz (línea melódica).
Existen canciones compuestas de tres acordes, voz y un ritmo simple que son auténticas genialidades, no son especialmente complicadas armónicamente ni mucho menos pero tienen particularidades que atraen. Es muy difícil comparar canciones o géneros porque es casi imposible establecer un criterio general, pero a lo que me refiero es que con cosas muy sencillas se pueden hacer grandes cosas dentro de la música. Por otro lado hay también armonías muy complicadas en el mundo de la música moderna como el jazz. La armonía del jazz está a un nivel, a mi entender, casi profesional y no precisamente porque el género exija este nivel de dificultad en su composición sino porque fue concebido de esta forma.
Con todo esto quiero decir que la música puede ser tanto simple como muy compleja pero principalmente lo que tiene que hacer es evolucionar; de un blues acústico y pentatónico a un rock distorsionado e innovador, etc.
Ahora bien, en la música popular actual, y con esto me refiero a géneros como la música electrónica, pop, R&B, el nivel de composición es en su mayoría muy básico. Las canciones típicas de discotecas suelen tener un ritmo predominante y repetitivo, y una melodía simple y repetitiva también. El hecho que predomine el ritmo está dirigido a que la gente se mueva a ese compás, baile y lo demás pasa a un plano secundario. Parece, pues, que está hecho a partir de una línea rítmica a la que se agrega una melodía (voz) que acompañe y una armonía parcialmente oculta.
La forma de componer esta música es igualmente elemental; como antes he dicho la música se suele hacer a partir de instrumentos pero en este tipo de música se hace con un ordenador.
Esta música es sintética totalmente y aunque esto es algo que a mí no me gusta no negaré que para otros géneros también sirve. A lo que me quiero ceñir en esta crítica es que las canciones se componen de forma que su triunfo en el panorama de las discotecas o radios esté asegurado. Incluso se han llegado a copiar armonías de otras canciones que tuvieron éxito en el género pop para cambiar ciertas cosas y que suene medianamente distinto.
El problema de que la música actual esté dirigida al ámbito comercial supone la pérdida de ciertos factores que identifican a los músicos: la creatividad e innovación, por poner ejemplos.
No negaré que antaño se hacía música comercial para estos propósitos pero hay que admitir también que se veía mucha música bien hecha.
La tecnología encaminada al servicio de la música está bien pero cuando se rompen los lazos entre músico e instrumento sabes que algo va mal.
¿Podemos llamar instrumentos musicales a sintetizadores y demás instrumentos utilizados en la música actual?
Hay muchos grupos y muchos géneros musicales que hacen uso de esta tecnología para componer, sin embargo sólo forma parte la canción original. A mí parecer cuando una canción es enteramente sintética pierde la gracia de la música, la gracia de que un músico ejecute una melodía y que haya tenido que echar muchas horas para dominar un instrumento.

Advertisements
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: